¿Cómo conseguir avales bancarios para empresas?💡

Como emprendedores, sabemos que muchos de nuestros clientes y proveedores, solicitan que les entregues una especie de garantía antes de relacionarse contigo. Es por ello, que contar con un buen avalista que te respalde, se convierte en una necesidad de primer nivel. ¿Quién más indicado para respaldarte que una entidad financiera?. Muchas empresas que logran conseguir como avalistas a entidades bancarias, cuentan con la confianza de sus clientes y proveedores. Pero ahí está el detalle ¿Cómo conseguir avales bancarios para empresas?

Avales bancarios para empresas💶

Aquí una información que debes conocer. Existen contratos con características diversas, en los que se estipula el compromiso de tu empresa, en cumplir con una obligación económica, sea cual sea. A esto se le conoce como aval bancario.

Sin embargo, solicitar un aval bancario para que el banco pague cuando tu no puedas cumplir con alguna deuda, es un arma de doble filo ya que puede presentar ciertos riesgos.

Tipos de avales bancarios

Los avales bancarios se dividen en dos tipos principalmente, que son los siguientes:

  1. Aval Técnico

    Son los que están relacionados directamente con el cumplimiento de un servicio o una obra que nuestra empresa ofrezca.

  2. Aval económico

    son los que se relacionan directamente con el pago de una cantidad específica de dinero en un plazo acordado. Estos se subdividen a su vez en:

    1. Aval comercial

      sobre transacciones de índoles comerciales.

    2. Aval financiero

      sobre el pago de préstamos o créditos.

¿Dónde solicitar aval bancario para empresas?

Un aval bancario se obtiene, tal como su nombre lo indica, mediante una entidade bancaria, algunas pueden ser menos estrictas que otras, pero todas requieren que apruebes ciertas estipulaciones.

Para pedir un aval bancario y conseguirlo exitosamente, es necesario que prepares y cumplas con los requisitos que soliciten. Veamos algunos puntos clave que te pueden ayudar a conseguir un aval bancario rápidamente.

  1. Contar con liquidez

    Tras realizar un análisis de tu empresa, el banco determinará si eres o no aprobado para que seas avalado, para ello es necesario que seas capaz de demostrar la capacidad de devolver el dinero del aval.

  2. Sin embargo, puede presentarse la situación, en la que no cuentas con un fondo suficiente para garantizar el pago, de modo que algunas entidades solicitan que apartes una cantidad de dinero específica en otra cuenta a modo de garantía, el cual no podrás utilizar hasta vencido el contrato.

  3. Claridad de condiciones

    Cuando quieres solicitar un aval bancario, es necesario que desde antes, prepares la propuesta que vas a presentar. De modo que debes dejar en claro el alcance de la cobertura del banco, el periodo de vigencia del aval, las obligaciones y cualquier otra particularidad que pueda presentar tu contrato.

  4. Formalización

    Si eres aprobado para el aval, será necesario que presentes una carta formal donde te comprometes con el contrato. El banco emitirá el aval, el cual deberás firmar y entregar al beneficiario; el mismo entrará en el Registro de la entidad bancaria.

  5. Todo esto debe ser firmado y aceptado por el beneficiario y demostrando que está de acuerdo con los términos del contrato; a esto se le conoce como contra-aval.